..Curiosa, y particularísima, es  la forma en que los seres humanos, nos relacionamos entre nosotros, en el mundo actual..Si la comparamos con las formas de comunicación que manejábamos, hace sólo, unas décadas atrás.

Si tenemos en cuenta que, entre la/os niña/os, por ejemplo, nada era más importante, que reunirse, un numeroso grupo, en casa de una/o de ella/os, para compartir una tarde entera, luego de la Escuela (Colegio), para jugar sanamente, a la pelota, o cualquier otro juego esencialmente infantil, como “jugar a la bolita”; a las escondidas, y un largo “etc”…Reuniones; juegos compartidos con el Alma, donde prácticamente nadie, pensaba siquiera,  en “tomar ventaja”, de la/os amiga/os menos habilidosa/os en el desarrollo del juego en cuestión, sea cual fuere; donde el “bullying”, no existía…Quién, en ese contexto, hubiera sido capaz, de siquiera vislumbrar, la posteriormente creciente pérdida de valores, la cual trajo aparejado, el consiguiente deterioro en las relaciones humanas, en general?.. 

Dentro del mundo de la/os adulta/os, se disfrutaba, por aquel entonces, de una armonía, y yo hasta diría, de una “pureza”, muy similar,  a las del mundo infantil..La/os adulta/os también disfrutaban,  de reuniones entre sus pares; de “desnudar el Alma”, en inigualables charlas, de profundo contenido humano..Un entorno, donde la auténtica Amistad,  era cultivada; protegida y defendida, como al más preciado tesoro…

Inevitablemente, me surge nuevamente la pregunta: Quién, dentro de ese contexto, hubiera soñado jamás,  que se acercaba una época, donde la autenticidad; el encuentro personal, cara a cara, con los seres queridos; el TIEMPO empleado con, y DEDICADO a ellos, LAS RELACIONES, Y REUNIONES PERSONALES, tan apreciadas, y ansiadas por toda/os, daría pronto paso, a un mundo mucho más despersonalizado, donde a nadie le importaría lo que le ocurriera siquiera, a su vecina/o de puerta; donde la mayoría, se contentaría con enviar un mensaje whatsapp, breve y conciso,  a una persona conocida, e incluso querida,  y ni siquiera pensaría, en encontrarse personalmente con ella un rato, para conversar…Donde  muchas personas, hasta para intimar con otras, en el terreno sexual, prefieren practicar sexo virtual, en exclusiva, sin siquiera interesarse, por los sentimientos, y sensaciones, de su ocasional “compañera/o”? Como tantas otras veces TAMPOCO  lo hacen, cuando “se dignan” involucrarse directa y personalmente, con alguien, dentro de este terreno…

Cabe preguntarse entonces, QUÉ  ES LO QUE ESTAMOS PRIVILEGIANDO, en nuestra sociedad del Siglo XXI? Porque, indudablemente,  este agigantado y cada vez más notorio SALTO en la manera de encarar nuestra forma de relacionarnos con nuestros pares, involucra una INNEGABLE TRANSFORMACIÓN de nuestros valores individuales y colectivos, que poca/os, en mi opinión, nos hemos dignado cuestionar… O QUIZÁS, SEAMOS POCA/OS LOS QUE MANIFESTEMOS EN VOZ ALTA, NUESTRA OPINIÓN AL RESPECTO…

Siguiendo esta línea de razonamiento y disquisición,  me cabe preguntarme además, entonces, ADÓNDE PRETENDEMOS LLEGAR, con esta modificación de nuestros valores; QUÉ PRETENDEMOS LOGRAR, al transformarnos en meras “máquinas”, que, automáticamente, siguen el sendero de la mayoría?; A QUIÉN DESEAMOS IMPRESIONAR, O DEMOSTRAR.. ALGO?

 

Qué explicación le daríamos a nuestra/os hija/os, y nuestra/os niña/os, en general, cuando ella/os, al advertir que NO HEMOS ACTUADO DE ACUERDO A LO QUE SIEMPRE LES HEMOS ENSEÑADO, nos increpen duramente, y nos pregunten DÓNDE ESTUVISTE TÚ, Y TODO LO QUE ME ENSEÑASTE, en esta ocasión?? 

…Nos hemos preguntado, acaso,  POR QUÉ, HEMOS PRIVILEGIADO,  EL USO DEL CELULAR;  EL HABLARNOS A TRAVÉS DE UN “APARATITO MEDIADOR”,  FRENTE  AL CONTACTO,  Y LA INSUSTITUIBLE COMUNICACIÓN HUMANA, CARA A CARA, que se han visto reducidos DRÁSTICA Y VIOLENTAMENTE, en estos tiempos..Reduciéndonos, a su vez, a nosotra/os, humana/os, incontrolable e incorregiblemente, a “PERMANENTES AUTÓMATAS”, muchas veces, INCAPACES DE PENSAR POR NOSOTRA/OS MISM/OS? 

Me cabe entonces, llegar a la siguiente conclusión: CUANTO MÁS CONECTADOS ESTAMOS,  en términos de TECNOLOGÍA…MÁS DESCONECTADOS ESTAMOS, en términos de HUMANIDAD.

..Valdría la pena, reflexionar al respecto.

 

MARÍA NELLY SALINA

FEBRERO 2020

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *