“…Para tí, todo es parte de un proceso”, me espetó un amigo días pasados, con el resquemor presente en el tono de quien considera que, sólo por el hecho de que muchos de los cambios que ocurren en la realidad actual, son cambios vertiginosos, esto implique que todo cambia así, “en un abrir y cerrar de ojos”!!

Sin duda, ese resquemor en el tono de mi amigo, me movió a reflexión…

Entonces pensé; es que acaso, alguien puede ignorar, el hecho ineludible de que todo en la vida, forma parte de un proceso? 

Plan De, Objetivo, Estrategia

..Acaso, alguien podría afirmar, que de una tímida semilla, surja, de la noche a la mañana, una espléndida flor?

….O que un cachorro nace hoy, y mañana ya se habrá convertido en un perro adulto?

….O tal vez, que un bebé se transforma en una persona adulta, así, de golpe, sin que en él medien las restantes etapas previas a la adultez, en un ser humano?

Estos, y muchos más argumentos podrían enumerarse, a favor de la imposibilidad de tamaña inmediatez, en cualquier evento o circunstancia que rodee a la vida humana, ya que, y como hemos expresado en anteriores ocasiones, “todo cae por su propio peso”…

Toda circunstancia; evento; cambio, o transformación, en nuestra vida, FORMA PARTE DE UN PROCESO; un ineludible proceso, cuyas etapas deben ser cumplidas una a una, para la feliz culminación de dicho PROCESO, todo lo cual, además de tener completo sentido, es LEY DE VIDA..

Así, respetar cada fase de cualquier proceso, es tarea ineludible de todo ser consciente, que se considere en un elevado grado de evolución integral.

MARÍA NELLY SALINA

MARZO 2020

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *