..En mi experiencia personal de los últimos diez años de mi vida, donde particularísimas circunstancias me han ayudado a  vislumbrar, y desplegarse como un abanico ante mis ojos, hechos que me dejarían ciertas enseñanzas; aprendizajes que me han acompañado desde entonces…He notado que uno de ellos,  ha arraigado en mi corazón,  la certeza de la transitoria necesidad de un estado cuya  compañía no necesito ya;  sí; amiga/os lectora/es: me refiero a la soledad afectiva; esa soledad que un día me sorprendió bastante desprevenida, y de la cual, pese a todo, logré aprehender  su lado positivo, que sin duda constituyó EL REENCUENTRO CONMIGO MISMA; ese reencuentro cuya relevancia intento trasmitir, desde esta página.

..Ese SER YO MISMA, es el reencuentro con mi verdadero  SER, donde la soledad ya no tiene cabida, porque el ser yo misma, me recuerda que no estoy hecha para vivir en soledad, sino todo lo contrario; y por ello, es que ansío el momento en que a mi vida llegue, esa persona especial, que será mi complemento..Me estoy refiriendo  a la llegada de un nuevo amor ; un amor verdadero, y sólido; la presencia de un hombre que sea mi complemento; que sea LIBRE PARA AMARME; ME AME POR LO QUE SOY…Y TOME LA DECISIÓN DE HACERLO .

..Quizás  opinen uds, que mi pretensión es demasido “alta”…En mi humilde opinión, es lo menos a lo que todo ser humano, debe aspirar: AMAR Y SER AMADA/O, CON TODO LO QUE UNA/O ES, y TODO LO QUE TIENE PARA DAR.

 

MARÍA NELLY SALINA

MARZO 2020

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *