..Hace sólo unas semanas, nadie hubiera imaginado la actual creciente expansión del coronavirus aquí, en Chile, pese a los pronósticos mundiales de expansión de este virus…

Sin embargo; no es este aspecto expansivo del virus, lo que realmente pretendo destacar, en este artículo, sino más bien, las diferentes conductas humanas, frente al mismo.

Como suele ocurrir en situaciones límite, podemos encontrar diversos tipos de comportamiento, que la gente adopta, en torno a una situación que se le ha escapado de las manos, y no sabe cómo enfrentar; en este sentido, he podido constatar, desde conductas casi primitivas, que responden únicamente a un instinto de conservación, hasta las más nobles actitudes, desprovistas de todo egoísmo, en beneficio de otros semejantes…

Sin duda, es complejo el comportamiento humano..Y es en este punto, donde me detengo a pensar, en las distintas MOTIVACIONES, que cada una /o tiene, para actuar de la forma en que actúa, frente a estas situaciones..

Aquí en Chile; más precisamente en Santiago, la gente parece haber entrado en una especie de paranoia colectiva, actuando en gran medida, sólo guiadas por el MIEDO; el temor a perder la vida, víctimas de esta enfermedad; el miedo a la muerte, y a la acción invasiva del virus, en su propio cuerpo; y ante este temor, mucha gente ha “optado” por abandonar cualquier práctica de raciocinio, lo cual pone a toda esta gente, completamente INDEFENSA frente a la acción del virus, produciendo entonces en ellas mismas, el efecto exactamente contrario al que sería deseable: pensar en implementar SOLUCIONES, en vistas de la conservación de su estado saludable, sin desesperarse, ni pensar siquiera por un segundo, que podrían perder la vida, si esta enfermedad llegaba a sus vidas..Cosa que podría ser PROBABLE; pero jamás, SEGURA…

Indudablemente, esta situación cala muy hondo, en mi sensible e inquisitivo corazón, y por ello, no puedo menos que detenerme a reflexionar, en que esta especie de paranoia colectiva, ha provocado que mucha gente, no se detenga ni por un segundo, a reflexionar, y por ende CUESTIONAR, las indicaciones que les llegan de las autoridades sanitarias (que no por casualidad, NO SABEN cómo enfrentar esta pandemia), ni de la opinión pública en general; he podido constatar, por mi propia cuenta, que hay mucha DESINFORMACIÓN respecto al  tema; de modo tal, que, mientras todos se creen “doctores” en la materia, CASI NADIE SABE, en realidad, cómo actuar; qué medidas tomar, para detener el avance del virus…

Como resultado de estas observaciones personales; no sólo de la información circulante al respecto, sino también, del comportamiento humano en general, he llegado a la siguiente conclusión: EL MIEDO, de la mano de LA IGNORANCIA, producen, sin duda, inconmensurables ESTRAGOS…

MARÍA NELLY SALINA

MARZO 2020

    

2 Replies to “…PECULIARIDADES DEL GÉNERO HUMANO”

  1. Muchas veces tenemos miedo a lo desconocido o a lo que nuestra mente puede llegar a imaginar. Y nos hacemos una película de algo que no es o mal entendimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *