Mi mente, lúcida; 

diáfana; rápida 

como un rayo, 

 

Me conduce  por senderos

de crecimiento y avance personal; 

 

Y es en esa lucidez, 

que ella se ve

iluminada por

una nueva creación, 

 

…Mientras esa creación, 

a su vez, ilumina 

mi Espíritu; 

 

Y así, 

producto de 

esta singular

lucidez, 

las más inspiradoras 

ideas surcan el 

horizonte de mi mente, 

 

Trascendiéndolo 

luego; 

transportando;

plasmando en todo mi ser, 

la  singularidad 

de mi propia identidad. 

 

 

MARÍA NELLY SALINA

ENERO 2020

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *