Toda/os, manejamos LA REALIDAD QUE SOMOS (o al menos, lo intentamos); sin embargo, no siempre podemos decir lo mismo, de la imagen que nos hemos forjado, de nosotra/os misma/os, frente a los demás…O la que ellos  tienen de nosotra/os.

Justamente; anoche, en un conocido periodístico de la T.V., se entrevistó a un famoso periodista; conocedor del alma humana, y cuyo principal objetivo en lo laboral, es realizar una obra social en su comunidad –sobre todo, en cárceles-, dando a conocer la difícil situación de las personas privadas de libertad, a fin  de sensibilizar a las autoridades pertinentes, y la opinión pública en general, para  que actúen en procura de mejorar sensiblemente, esta situación..

Pues bien; este periodista, ha intervenido además en programas televisivos, como actor; y el público, se ha compenetrado a tal punto con sus personajes, que identifica las características más sobresalientes de estos personajes, en cada caso, con la propia realidad personal del actor…

Este hecho, me ha movido a reflexión; reflexión que ahora, comparto con uds, amiga/os lectores; indudablemente, hemos de ser muy cuidadosa/os, a la hora de DECIDIR, qué queremos proyectar desde nosotra/os misma/os, hacia nuestro entorno personal: AQUELLO QUE SOMOS, sin más, o…LO QUE PARECEMOS SER, o LO QUE LOS DEMÁS CONSIDERAN QUE SOMOS. . En este sentido, permítanme recordarles el contenido de un conocido refrán: “Cría fama, y échate a dormir”..Frase que nos habla del vano intento de DEMOSTRAR que NO SOMOS, lo que nuestra “fama” predica..

Entonces, quizás se haga necesario establecer la diferencia entre “SER”, y ´”PARECER”, según mi propio criterio; de esto inferimos, que “SER”, significa MANIFESTARNOS SIEMPRE, COMO LO QUE REALMENTE SOMOS; vale decir, SER SIEMPRE NOSOTRA/OS MISMA/OS; cuando “SOMOS”, estamos  manifestando nuestra  verdadera  esencia; por el contrario, “parecer”, infiere que, lo que estamos manifestando al exterior, es sólo eso; APARIENCIA;  estaremos así mostrando, SÓLO LO QUE QUEREMOS MOSTRAR, a otra/os…Aunque ello, no contemple nuestro AUTÉNTICO SER.

Interesante es entonces, que SEPAMOS PRONUNCIARNOS, respecto al fin que perseguimos, al elegir “SER”…o “PARECER”.

 

 

MARÍA NELLY  SALINA

MARZO 2020

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *