..Perdonar, es sinónimo de liberación; liberación del Alma

Las emociones negativas, como el rencor; odio; furia; desdén, y demás, sólo nos esclavizan; nos mantienen atada/os a ellas, impidiéndonos así, avanzar en nuestro camino de evolución personal….

..Sin embargo, debe reconocerse que perdonar, no siempre es fácil..En la mayoría de los casos, incluso, no lo es. Estar advertidos de esta realidad, nos  allana el camino, ya que sabremos entonces, que nuestra lucha interior, contra nuestra propia resistencia al perdón, podría ser ardua; y el saberlo de antemano, nos prepara para salir airosa/os, de esta lucha..

En ocasiones, cuando nos sentimos heridos injustamente, por otra persona; cuando el daño que otra/os nos han causado, nos parece irreparable, pensamos y sentimos, que NO SEREMOS CAPACES DE PERDONAR, y lo más preocupante aun: QUE NOSOTRA/OS, NO PODEMOS PERDONAR a la persona en cuestión…NI AHORA, NI NUNCA.

En otra ocasión, hemos expresado en este espacio, QUE TODO CUANTO OBSERVAMOS EN OTRA PERSONA, QUE NOS RESULTA DESAGRADABLE…está también, PRESENTE EN NOSOTRA/OS,  de alguna manera…..

Lo cierto es, que, en lo personal, firmemente creo que toda situación de vida, y todo cuanto compartimos con otras personas,en nuestra diaria interacción, tiene  un propósito de SER…En todo caso, aquí también, deberíamos preguntarnos, QUÉ ES LO QUE ESE CONFLICTO CON LA /EL  OTRA/O, tiene que mostrarnos, o enseñarnos…

Nos estaríamos auto-previniendo, entonces, de las trampas de nuestra mente, que tratará de “convencernos”, de que toda la culpa, y responsabilidad, es de la otra persona, al ofendernos tan seriamente, haciéndonos olvidar, que TODO ESTÁ CONECTADO CON LA  UNIDAD DEL COSMOS…

Así, sabremos que ese conflicto en nuestras vidas, sólo está allí, para  mostrarnos una situación, QUE HASTA AHORA, NO HEMOS SABIDO ENFRENTAR…..Este conflicto, nos ayudará a elevarnos por encima del rencor experimentado con  la ofensa recibida, y de esa manera, comprender que del otro, ha sido la responsabilidad de ofendernos; y nuestra, la capacidad de perdonar,sintiendo que respondemos a nuestra verdadera esencia, que, al igual que la de nuestro Creador, es puro Amor….

Al perdonar, se nos libera el alma, y caminamos por la vida, sintiendo PAZ en el corazón, junto a la incomparable sensación de LIBERTAD, que de ninguna otra forma, podría obtenerse….

 

MARÍA NELLY SALINA

ENERO 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *