..Hace un buen tiempo ya, dos personas (hombre y mujer), amigos entre sí, compartían un café, en una fría noche de invierno.

Eran buenos amigos, pese a ser bastante diferentes; sin embargo, tenían algo en común, y era que ambos,parecían niños..Ella, por la pureza de su corazón…Él, por su eterna inmadurez.

En ese momento, café mediante, ambos charlaban sobre diversos temas, cuando de pronto, algo que se mencionó en la conversación, conmovió tanto a la mujer, que ella rompió a llorar, sintiéndose sola contra el mundo…
Él, por el contrario, rompió a reír, recordando súbitamente, picardías de su infancia…

Dos almas semejantes, contrapuestas en propósitos de vida, pensé, sin dejar de maravillarme ante la singularidad, y el encanto de la diversidad humana.

 

<3 MARÍA NELLY SALINA <3

22 DE JULIO DE 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *