..Alguna vez se han preguntado, por qué razón, permanecen en un lugar, pese a que sus expectativas para ese entorno, no se han visto cumplidas?…

Dicho de otra manera; alguna vez se les ha ocurrido pensar por qué, pese a que todas las circunstancias parecen señalar que estamos equivocándonos, nos empeñamos en permanecer en un lugar, indefinidamente, sintiendo que “aun no es el momento”, para “emprender el vuelo”?

Permítanme confesarles, que tal es mi caso, precisamente ahora..Aunque esta “certeza”,  es algo que siento, muy dentro mío, desde hace tiempo..

Un día, llegué a Chile (soy de Nacionalidad Uruguaya), en compañía de quien, en aquel entonces, era mi esposo, de la misma Nacionalidad que yo. Mucha agua ha corrido por el río, desde entonces; pero, para serles totalmente franca, en aquel momento, nunca imaginé que, al desaparecer de mi vida, el motivo que me trajo aquí, yo me mantendría tan firme, en la decisión de permanecer en una tierra que no es la mía..Sin razón aparente, para quedarme.

Y sin embargo..Así es.

Hay ocasiones en que la vida, nos enfrenta a la toma de decisiones, que quizás, NO SIEMPRE DESEAMOS TOMAR.

En otras,  NOSOTRA/OS MISMA/OS, nos resistimos a la idea de abandonar para siempre, un lugar en el que, aparentemente, NADA TENEMOS YA QUE HACER…Aunque nosotra/os misma/os, NO SEPAMOS por qué, tenemos la certeza interior, de que “aun no es el momento”, de retornar a nuestra Patria, en forma definitiva.

Esto que me está ocurriendo, puede extrapolarse, a cualquier otro momento; circunstancia, o ESTADO en el que, momentáneamente, nos encontremos..

Siempre he tenido el convencimiento, de que es bueno seguir los dictados del corazón, sea lo que sea que éste nos señale, ya que él siempre nos guiará por el camino correcto; de que todo lo que se hace de, y con el corazón, es lo que nos llevará por el camino correcto para nosotr/os..

Pues bien; en lo referente a mis circunstancias personales actuales, tal es mi certeza: siento que debo permanecer donde estoy…Ignoro por cuánto tiempo más; tan sólo eso siento, pese a no conocer la razón..AUN.

Por ello, he decidido acatar lo que mi corazón me indica, sin más cuestionamientos; CUANDO SEA EL MOMENTO,  SABRÉ LA RAZÓN.

Así; lisa y llanamente; como hemos manifestado en anteriores ocasiones, TODO TIENE UNA RAZÓN DE SER, o, dicho de otra manera; MOTIVO, QUIEREN LAS COSAS..

Y si yo siento, acerca de este tema, de la forma en que siento…Es porque AQUÍ DEBO QUEDARME, sin más. Llegara el día en que sabré el motivo; pero todo, a su tiempo…Seguramente, debe haber ALGO  que yo deba hacer aquí; o tal vez…

Ya lo esté haciendo.

MARÍA NELLY SALINA

FEBRERO 2020

 

 

——————————————————————————————————————-

 

 

..SOBRE NUESTRA FORMA DE ESTAR “CONECTADOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *