Una de las esencialidades de la vida, radica en el auto-conocimiento, nuestro principal referente para reconocernos en cada una de nuestras manifestaciones de vida; en cada uno de nuestros pensamientos; sentimientos; acciones y palabras.. Pero, por encima de todo, la esencialidad del auto-conocimiento, radica en que éste es necesario para determinar nuestro auténtico propósito de vida. 

Nadie ignora que la vida de cada una/o de nosotra/os, tiene un propósito; porque propósito, tienen todas las cosas…

En lo personal, tengo el convencimiento de que estamos en este mundo, para aprender; aprender a ser nosotra/os misma/os, en el continuo transitar de las diferentes situaciones de vida que nos toca atravesar, y así, en ese aprendizaje, encontrar también, nuestra propia felicidad.

Pero…Es esto tan simple?, quizás se preguntarán mucha/os de uds..Realmente, no; pero vale la pena intentarlo; y quizás, para encontrar tu auténtico propósito vital, debas abandonar tu “zona de confort”, y aventurarte en un viaje hacia tu propio interior; sólo así sabrás quién eres, y por ende, adónde quieres llegar…

A veces, podemos incluso sentir cierto temor,  a conocernos realmente…Estamos tan habituados a representar, muchas veces, un “papel” frente a otra/os, para asegurarnos de no salir heridos en el encuentro; o simplemente, para actuar según lo que otra/os esperan de nosotra/os, que olvidamos SER, realmente…pero esto, sólo nos conduce al auto-engaño; nadie sería capaz de conocerse a sí misma/o, ocultando su VERDADERO SER, detrás de una fútil máscara.

Por lo tanto, si tú quieres saber quién, y cómo eres, comienza por adentrarte hacia lo más profundo de tu ser; tu conciencia, y tu corazón, te llevarán justo allí, adonde quieres llegar…

MARÍA NELLY SALINA

ENERO 2020 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *